Bellon y Natoli en Conjunciones


Publicado porEditorial Graffiti el 15:05

Obra de Paula Natoli

Conjonctions/Conjunciones es la interesante reunión de propuestas plásticas de un grupo heterogéneo de artistas que estará abierta al público hasta el 25 de octubre en el Centre Wallon d’Art Contemporain en Lieja, Bélgica. Omar Gasca, curador y comisario, se ocupa aquí del trabajo de los integrantes: Emilia Bellon, Thomas Chable, André Delalleau, Juan José Díaz Infante, Jean-Pierre Husquinet, Paula Natoli, Luc Navet y Francisco Romero.
Casi nunca es bueno generalizar, así que diremos que no siempre es bueno ser juez y parte, aunque quizá lo es menos la autocensura. Por moderación, de cualquier modo, que puede interpretarse al gusto como pudor, recato y hasta cautela, me excluyo parcialmente aunque desde el 14 de septiembre y hasta el 25 de octubre participo con Emilia Bellon, Thomas Chable, André Delalleau, Juan José Díaz Infante, Jean-Pierre Husquinet, Paula Natoli, Luc Navet y Francisco Romero en la exposición Conjonctions en el Centre Wallon d’Art Contemporain en Lieja, Bélgica, y aunque intervengo también en la otra, muy cercana en tiempo y lugar, en Valonia, en la Maison de la Poésie d’Amay, y que no es otra que Ulises 1, la misma, con variantes, que ha circulado por México, Turquía, Inglaterra y los Estados Unidos. 
Lo anterior sólo para ponerle señales al tránsito, como curador y comisario además de la parte mexicana, porque la idea es hablar de la obra de Bellon y Natoli, quienes entre otras cosas comparten allá el espacio con Francisco Romero, reciente ganador del Premio Internazionale Bice Bugatti, en Italia, exdirector del Instituto de Artes de León y fundador de la importante galería de autor SpacioR, notable artista visual metido ahora en la producción de obra que relaciona la pintura con los hipermedios, de un modo por cierto bastante distinto a como lo hace Joseph Nechvatal,  este artista y amigo rizomático (Deleuze y Guattari) y posconceptual, que nacido en Chicago radica en París y que es autor del complicadísimo libro Inmersion into noise (2011, University of Michigan Press, 270 pp.).
Bellon y Natoli se encuentran en esta muestra como lo han hecho en otros ámbitos y tiempos. Ambas son egresadas de la Facultad de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana, llegadas a ella una desde Cuernavaca y otra desde Quilmes, Argentina, para formarse como escultoras, sobre lo cual tienen oficio y mucho (como Eduardo Mendieta, Alma Vargas o Samuel Lozada), si bien su trabajo tiene ahora derivaciones y transversalidades o de plano orientaciones y medios y lenguajes bastante ajenos a lo propio de una instrucción tradicional.
Coinciden también en las hechuras finas, afables, cuidadosas del detalle, pero además en que prescinden de coartadas elucubradas a efecto de satisfacer la persistente tendencia de suplir el talento con rollo o con astucias al modo de Guido y Luigi Farabutto, los personajes del famoso cuento de Andersen. Su obra posee un dejo, un tono de intimidad, una inevitable nostalgia de no sabemos qué y algo que se parece sólo a aquellas palabras de Cavafis cuando en La ciudad escribe: “Dijiste: «Iré a otra ciudad, iré a otro mar…»”; o a la frase de él mismo en Mar de la mañana, donde se lee: “Aquí que me detenga. Y que me engañe como que veo esto”. 
Distingue a las dos su capacidad para reír y su gusto por el mate –esa amargosa infusión que tanto gusta a los argentinos–, lo mismo que esa actitud semicallada, nada propensa a los protagonismos, los éxitos o las famas fáciles, todo lo que de algún modo va a dar a su trabajo sin necesidad de explicación alguna y cualquiera que sea el pretexto o tema de aquél. Sin quererlo, sin buscarlo, sin teorías o inclinaciones hacia modas que para acabarla frecuentemente son tardías (nomás por cincuenta años), su quehacer se traduce en un minimalismo peculiar, propio, franco, claro, honesto, diríamos; esto es, muy distinto del de los minimalistas reciclados que, como todos los esnobs, mal copian formas y modos sin entender ni asumir el contenido, efectivamente, amparados por la insustancialidad convertida en emisora de licencias. De ahí los sensibles comentarios, la buena impresión y el buen sabor de boca que ellas producen y dejan en propios y extraños, lo que a modo de retroalimentación es el verdadero y mejor pan para un artista. De ahí la percepción de éxito que ha logrado la obra de ambas, manifiesta por un lado en la nota dedicada a ellas por Lino Polegato en Flux News, y en el interés de una galería de allá por la obra de Bellon y en la exposición que Natoli organiza ya para octubre de 2014 en el Museo del Ferrocarril, de Puebla, con la participación de mexicanos y belgas. 

Conjonctions/Conjunciones es también el nombre del pequeño libro (no catálogo) de 64 páginas, en francés y español, con un tiraje de 1000 ejemplares, en el que pueden verse algunas de las obras expuestas en la muestra del mismo nombre, y otras, y breves textos y entrevistas. Los textos se deben a Marie-Hèlene Joiret y a quien suscribe estas líneas, la traducción a Marcelino Argüelles, el diseño a Jean-Pierre Husquinet y la impresión a Presses de Raymond Vervinckt.




Por Omar Gasca: Artista, crítico, conversador infatigable.



Acerca de Performance

Divulgación cultural. Información y crítica de los acontecimientos y actividades artísticas y culturales de actualidad en Xalapa. Incluye reportajes, ensayos, críticas, entrevistas, reseñas y artículos de opinión sobre la actualidad de Xalapa, Veracruz y el país.