Nuestro último performance


Publicado porJosé Homero el 13:18

Joan Sebastian sentenció: no hay nada más difícil que vivir sin ti. Como no soy cantautor, diría: no hay nada más difícil que despedirse de un proyecto en el que se han invertido diez años y que desaparece cuando aún podría aportar y generar más y mejores contenidos. Con este número, querido lector, concluimos la aventura que representó editar Performance durante diez años y anunciamos que no aparecerá más. Me gustaría añadir que más que un proyecto se trata de una concepción sobre la cultura; una concepción cimentada principalmente en la crítica y en la divulgación. Un espacio de encuentro pero sobre todo de discusión. Añadiría que ha sido también un proyecto vital; una carta de creencia.

Performance nació durante los albores de un sexenio que auguraba cambios. El gobernador anterior, Miguel Alemán Velazco, pese a las expectativas suscitadas, había sido un gobernante gris, indiferente a la cultura y a las expresiones periodísticas locales; desdén propio de un político formado en México y con intereses personales en empresas de comunicación. Fidel Herrera, el gobernador entrante en 2004, pese al turbio proceso en que resultó electo, parecía un político capaz de transformar a Veracruz. Nuestro periódico apareció el 1 de abril de 2005 saludando una exposición de Sebastián. Eran días de esperanza. Hoy, nuestra empresa muere, en días de guardar. Como expresé en el artículo editorial para celebrar los diez años de nuestro periódico –apenas, ¡ay!, unos meses:
En una década hemos pasado de la esperanza a la desesperación. El ecosistema cultural de nuevo se ha reducido. El gasto público ha menguado en más de un 50% comparado con la década anterior. Las instituciones culturales sobreviven gracias a la generosidad de los creadores independientes y a los subsidios federales, los cuales no sólo se emplean con discreción y sin transparencia, sino que asimismo se desvían del uso original entrampándose en el laberinto de esa boa constrictor que es la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado de Veracruz. Veracruz sobrevive sofocado.

Hoy Performance dice adiós y lo hacemos analizando los sucesos recientes que han conmovido y cimbrado no sólo a nuestra sociedad, ya tan golpeada y desmoralizada, sino a México y el mundo. Veracruz es actualmente sinónimo en el ámbito mundial de ignominia, de impunidad, de un estado sin Estado. Nuestra despedida coincide con una de las épocas más difíciles para nuestra tierra en años recientes –si no se trata en efecto del peor momento: la crisis de credibilidad que enfrenta el gobernador del Estado de Veracruz: Javier Duarte de Ochoa. Esta crisis es consecuencia de la incapacidad de las autoridades para velar por la seguridad de la sociedad de Veracruz. Crímenes y desapariciones de periodistas, hostigamiento de luchadores y activistas sociales, deudas impagables, recursos federales retenidos por quienes tienen la encomienda de trasmitirlos… La lista podría aumentar. Veracruz es hoy una tierra sumida en la melancolía, esa condición que sucede a una experiencia dolorosa, y sofoca a quien la padece en una depresión continua. Los ciudadanos no vislumbramos expectativas ni muchos menos luz en el horizonte. La violencia, a pesar de las declaraciones o ingenuas o cínicas, no disminuye; tampoco la pobreza. El mismo día en que el gobernador decidió conceder sus declaraciones, en una rueda de prensa espigada y hostigadora, sobre los asesinatos en la Narvarte –donde perecieron además de Rubén Espinosa, la víctima más célebre por el cerco que sufrió en Veracruz, Nadia Vera, promotora y antropóloga egresada de la Universidad Veracruzana, junto con otras tres mujeres– se difundió la noticia de que dos académicos de la Universidad Veracruzana fueron secuestrados por un comando armado. El paisaje urbano de las principales ciudades está colmado de policías, militares y paramilitares de toda laya, armas de alto calibre se ostentan incluso por los agentes viales. Pese a esta parafernalia que atemoriza y ahuyenta al turista, el Estado no es capaz de proteger ni de garantizar la seguridad.

Veracruz además de un infierno para la libertad, es una tierra en ruinas. Es lamentable sumar nuestro nombre a las empresas desaparecidas a causa de la ineptitud del peor gobierno que ha tenido Veracruz. Si las crisis en gobernabilidad y en transparencia fueran pocas, los datos difundidos en julio por el Coneval demuestran y corroboran que Veracruz es también uno de los estados que menor crecimiento económico, educativo, tecnológico y social ha tenido.

Reitero mi agradecimiento a quienes fueron (son, indeleblemente) parte de esta empresa de navegación. Nina Crangle, responsable de la redacción; Rafael Antúnez, Raciel D. Martínez Gómez, Juan Carlos García Rodríguez y Luis Enrique Rodríguez Villalvazo, quienes además de colaborar aportaron su sabiduría para enmendar los tumbos de esta nave; Ezra Crangle, responsable de la cartelera desde hace más de seis años. Colaboradores fieles y ejemplares: Rafael Toriz, Conde de Saint Germain, Omar Gasca, Juan Javier Mora-Rivera, Eduardo Sánchez Rodríguez, Sergio Raúl López, Arturo Mendoza Mociño, y en la fotografía Jorge Castillo y la solidaridad de AVC Noticias. No son los únicos colaboradores por supuesto pero sí los más constantes. Vuelvo a manifestar mi reconocimiento a Pablo Moya por renovar el diseño, a Carlos Romero por su trabajo en la redacción, a Jobanni Díaz por su pulso firme y su talento como diseñador cotidiano del periódico. A lo largo de esta década hemos publicado a más de una centena de periodistas, críticos y escritores, a todos ellos, cuyo recuento es en este espacio imposible, mi agradecimiento por su confianza.

Gratitud eterna para quienes cuidaron, a través de la confianza, nuestro proyecto y nos permitieron continuar. A Raúl Arias Lovillo, exrector de la Universidad Veracruzana; a Sara Ladrón de Guevara, su actual rectora. A Gladys Aguiar, de Protección Futura; a Jean Luc De France y Concepción Armendáriz, de Posada La Mariquinta, quienes estuvieron en nuestras páginas durante 217 números. Al Congreso del Estado de Veracruz y muy especialmente a su vocera, Victoria Hernández. A todos en suma nuestros patrocinadores que a lo largo de diez años consideraron nuestras páginas como una opción idónea, les transmitimos nuestro agradecimiento.


Gracias a todos. Que la vida nos permita ver a un Veracruz libre y feliz.




Por José Homero

Acerca de Performance

Divulgación cultural. Información y crítica de los acontecimientos y actividades artísticas y culturales de actualidad en Xalapa. Incluye reportajes, ensayos, críticas, entrevistas, reseñas y artículos de opinión sobre la actualidad de Xalapa, Veracruz y el país.